jueves, 23 de febrero de 2012

COORDINACIÓN Y LOCOMOCIÓN EN ANIMALES

La entrada del año pasado: http://cienciascic.blogspot.com/2011/02/sistemas-de-relacion-en-animales.html
Buenas página para repasar:http://byg1b.blogspot.com/2011/04/5-sistema-nervioso-en-vertebrados.html http://funcionesseresvivos.blogspot.com/2011/12/tema-12-coordinacion-y-locomocion.html 
Para realizar test del tema: http://www.testeando.es/test.asp?idA=37&idT=fnikgshw
Dos buenos vídeos sobre el sistema nervioso:




Para repasar las glándulas endocrinas: http://www.iesabastos.org/archivos/daniel_tomas/1bachillerato/hormonal/endocrino/endocrino.html

27 comentarios:

  1. en clase hemos visto el cerebro y el aparato circulatorio por eso he decidido hacer u comentario de como afecta el alcohol al cerebro y al aparato circulatorio
    En el cerebro y sistema nervioso El consumo de alcohol inhibe gradualmente las funciones cerebrales, afectando en primer lugar a las emociones (cambios súbitos de humor), los procesos de pensamiento y el juicio. Si continúa la ingesta de alcohol se altera el control motor, produciendo mala pronunciación al hablar, reacciones más lentas y pérdida del equilibrio
    Altera la acción de los neurotransmisores, pues modifica su estructura y función. Ello produce múltiples efectos: disminución de la alerta, retardo de los reflejos, cambios en la visión, pérdida de coordinación muscular, temblores y alucinaciones. Disminuye el autocontrol, afecta a la memoria, la capacidad de concentración y las funciones motoras.
    La combinación de los anteriores efectos es causa de múltiples accidentes laborales y de circulación, que cuestan la vida cada año a millones de personas en todo el mundo.
    El alcohol es responsable del 30-50% de los accidentes con víctimas mortales
    El alcohol daña las células cerebrales, así como los nervios periféricos, de forma irreversible
    La disminución de vitamina B1 producida por el alcohol puede llevar a la enfermedad de Wernicke-Korsakoff, que provoca alteraciones de los sentimientos, pensamientos y memoria de la persona. Los afectados confunden la realidad con sus invenciones.
    Produce trastornos del sueño.
    Las personas alcohólicas se aíslan de su entorno social, suelen padecer crisis en los ámbitos familiar (discusiones, divorcios, abandonos) y laboral (pérdida del empleo), lo que los conduce a la depresión y, en algunos casos, al suicidio.
    En el corazón y aparato circulatorio. Aumenta la actividad cardíaca (aunque un consumo muy moderado mejora la circulación, una dosis superior produce daños).
    En dosis elevadas se eleva la presión sanguínea (hipertensión) y produce daño en el músculo cardíaco por sus efectos tóxicos.
    Debilita la musculatura cardíaca y por consiguiente, la capacidad para bombear sangre.
    Produce vasodilatación periférica, lo que genera enrojecimiento y un aumento de la temperatura superficial de la piel.
    PILAR GERMAN MALDONADO

    ResponderEliminar
  2. http://www.youtube.com/watch?v=I8j21zlC1Y0&feature=related
    Julio aqui te dejo un video muy bueno que he utilizado para poder comprender mejor la sinapsis y poder estudiarla
    Borja Hernandez

    ResponderEliminar
  3. Julio me e informado un poquito sobre algunas curiosidades del cerebro aquí te dejo un enlace si tienes tiempo míralo hay varios vídeos muy interesante.
    http://depsicologia.com/curiosidades-cerebro/
    Tambien decirte que después de buscar información y estudiar el cerebro me parece un una composición muy compleja y sofisticada de la cual sabemos muy poco y pasaran muchos años para que podamos entender lo que en realidad pasa en él.
    Borja Hernandez

    ResponderEliminar
  4. http://www.youtube.com/watch?v=ZWB9UtIUizg&feature=related

    Julio aquí te dejo un vídeo sobre las relaciones de las plantas sobre los diferentes tipos de nastias que presentan
    Borja Hernandez

    ResponderEliminar
  5. ¿Por qué cambian de color los camaleones? ¿Qué motivos les inducen a ello? Y es más… ¿Cómo lo hacen? ¿De qué mecanismos se valen?

    Algunas especies de camaleón, de entre las más de 80 existentes, son capaces de cambiar de color, lo que se ha convertido en su característica más famosa.

    Los cambios de color que experimentan estos reptiles obedecen a diferentes situaciones:

    Camuflaje
    Regulación de la temperatura corporal
    Relaciones sociales
    La capacidad de adoptar el tono exacto del entorno, ya sea el verde de las hojas o el marrón del tronco de un árbol, permite al camaleón ocultarse de sus presas o de su predadores. La presas no le detectan hasta que es demasiado tarde para escapar y sus predadores no se percatan de su existencia.

    Los cambios en la temperatura ambiente también provocan sus cambios de color. Adopta un tono más oscuro para absorber más luz y calor y cambia a una tonalidad más clara para reflejar la luz y enfriarse.

    El color también tiene una función social. Cambian su coloración a tonalidades estridentes antes de entrar en combate contra su oponente y son más vivos sus colores cuanto más se irritan, en una clara misión intimidatoria. También cambian de color para atraer o repeler a sus potenciales parejas en la temporada de celo. Una hembra habitualmente marrón se puede volver anaranjada para indicar que está lista para el apareamiento y mancharse de negro y anaranjado cuando se une a un macho para indicar su indisponibilidad a otros pretendientes.

    Todos estos cambios de color son posibles gracias a una células cutáneas pigmentarias especiales que contienen una amplia gama de pigmentos:

    los cromatóforos —situados en la capa más externa— contienen pigmentos amarillos y rojos.
    los guanóforos —situados bajo los cromatóforos— contienen la guanina, una sustancia cristalina e incolora que refleja el color azul de la luz incidente.
    los melanóforos —situados aún más abajo— contienen melanina, un pigmento oscuro que regula el brillo
    Merced a las hormonas que segrega su organismo, todas estas células pigmentarias pueden regular la distribución de los pigmentos que contienen, dando lugar a los diferentes colores, a su brillo y tonalidad.

    Cuando el amarillo del cromatóforo se combina con la luz azul reflejada por los guanóforos, la piel se tiñe de verde. Si el que se combina es el rojo con el azul, la tonalidad obtenida es la morada y si algunos cromatóforos se tintan de amarillo el color obtenido es el marrón. Los melanófors contribuyen a las diferentes tonalidades de brillo y oscuridad de un mismo color. Los tonos rojizos y anaranjados se logran sin intervención de los guanóforos.

    Y así hasta obtener todas las coloraciones posibles de la paleta de colores.
    ResponderSuprimir

    ResponderEliminar
  6. ¿Por qué las cebollas nos hacen llorar?
    En nuestro planeta realmente hay ciertas cosas muy curiosas, como por ejemplo el por qué las cebollas nos causan un llanto irrefrenable.
    ¡Imagínate al primer hombre que comió una cebolla y su reacción! Por suerte ya no somos los primeros hombres, y han habido unas buenas personas que han sabido investigar todas estas cuestiones que tanto nos interesan..
    Si bien no es un llanto como el que podemos llegar a experimentar a través de las emociones, la respuesta física es la misma: lágrimas saliendo por nuestros ojos, inexplicable picor y quemazón.
    Esto es por los vapores que largan las células que rompes cuando cortas una cebolla. Cuando rompemos estas células es que permitimos la salida de sus contenidos: sulfóxidos aminoácidos que forman ácidos sulfénicos. En su estado original, la cebolla mantiene todo en un buen orden, pero cuando la mano del ser humano se involucra es cuando comienzan los líos.
    Las cebollas contienen unas enzimas que en un prinicpio se encuentran separadas de los ácidos sulfénicos, pero que una vez que las cortamos, ambos se mezclan y producen un nuevo gas llamado propanetiol óxido-S, el cual es un compuesto muy volátil que va directamente hacia tus ojos para dañarlos: cuando toma contacto con tus lágrimas, ambos forman ácido sulfúrico. Sí, así como lo lees, este ácido quema y hace que tus ojos produzcan más lágrimas.
    Una manera de evitar esto es cortar las cebollas debajo del agua. Otra opción es enfriarla dentro de una heladera, lo que cambia las reacciones químicas que se producen dentro de la cebolla. Y no te preocupes, que más allá de su fuerte aroma, las cebollas cocinadas ya no contienen ningún tipo de tóxico para tu cuerpo.

    ResponderEliminar
  7. PATRICIA GUTIERREZ4 de marzo de 2012, 3:22

    Enfermedades Sistema Nervioso
    -Enfermedad de Parkinson
    Es una enfermedad crónica degenerativa en la que se produce la destrucción de unas células situadas en la sustancia gris.

    -Hemorragia intracraneal
    Los hematomas cerebrales suelen tener una sintomatología inespecífica como dolor de cabeza (en la mitad de los casos), náuseas y vómitos….

    -Accidente cerebrovascular
    Un accidente cerebrovascular sucede cuando el flujo de sangre a una parte del cerebro se detiene. Algunas veces, se le denomina "ataque cerebral" (derrame cerebral).
    Es una afectación cerebral focal no convulsiva de 24 horas de evolución con lesión visible por TAC craneal o RMN cerebral (definición de la OMS).

    -Vértigo
    El vértigo es una sensación subjetiva de rotación o desplazamiento del propio cuerpo o del entorno sin que éste exista realmente (ilusión de movimiento).

    -Trastornos del sueño
    Los trastornos del sueño se clasifican en trastornos derivados de la cantidad de sueño, en calidad del sueño y en la secuencia del sueño.

    -Cefaleas
    Se denomina cefalea al dolor o malestar que se localiza en cualquier parte de la cabeza. Lo ha sufrido hasta el 90% de la población en alguna ocasión y es el motivo de consulta neurológico más frecuente.

    -Esclerosis múltiple
    Es una enfermedad que cursa con desmielinización (pérdida de mielina) del sistema nervioso central. Esta pérdida de mielina se distribuye en forma de placas.


    -Neuralgia del trigémino
    La neuralgia del trigémino es el dolor producido en una zona de la cara inervada por el nervio trigémino (nervio craneal V).



    -Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob
    Es una enfermedad también llamada “mal de las vacas locas” que se caracteriza por la afectación difusa de la sustancia gris cerebral, causando una pérdida progresiva de neuronas.

    -Esclerosis lateral amiotrófica
    La esclerosis lateral amiotrófica (ELA) es una enfermedad progresiva y degenerativa de causa desconocida caracterizada por la afectación las neuronas que controlan la vía motora.

    -Trastornos Convulsivos
    Los síntomas pueden incluir convulsiones, mirada fija, espasmos musculares, sensaciones extrañas o episodios de deterioro de la conciencia.
    Los trastornos convulsivos son enfermedades relativamente comunes en la práctica médica general. A pesar de su frecuencia, los mecanismos fisiopatológicos que explican su origen son aún poco conocidos...

    -Hipertensión intracraneal
    Es una elevación en la presión dentro del cráneo que puede resultar de una lesión cerebral o causarla.
    El diagnóstico debe hacerse con rapidez, ya que la hipertensión intracraneal se considera una urgencia médica.


    -Narcolepsia
    La narcolepsia es un trastorno del sueño, su principal característica es la excesiva somnolencia diurna.

    -Síndrome de piernas inquietas
    El síndrome de las piernas inquietas (SPI) es un trastorno neurológico que se caracteriza por la presencia de sensaciones extrañas y desagradables en las piernas en la posición de sentado o tumbado.

    ResponderEliminar
  8. EL LENGUAJE DE LOS DELFINES
    La universidad de Aberdeen y la Universidad de Catalunya han trabajado en equipos sobre un proyecto de investigación que tiene como objeto de estudio los códigos de lenguaje que utilizan los delfines para comunicarse entre ellos. El estudio en cuestión ha determinado que los delfines se comunican entre ellos utilizando códigos similares al lenguaje humano.
    El Doctor Ramón Ferrer afirma que los delfines se comunican sobretodo, mediante el uso del lenguaje corporal, cuyas normas son muy similares a las de la comunicación entre humanos; en especial las señales cortas que los humanos utilizamos con más frecuencia en el lenguaje hablado, son también aquellas que los delfines utilizan para comunicarse entre ellos.
    El Doctor Ferrer expone que este patrón obedece a la Ley de la brevedad, que también está presente en el lenguaje humano, los códigos que resulten más eficientes y sencillos para la comunicación. Los científicos del proyecto estudiaron en particular a los delfines nariz de botella, en su hábitat en Nueva Zelanda.
    David Lusseau de la Universidad de Aberdeen, explica que de forma natural el lenguaje entre los delfines se basa en sonido y movimientos corporales, estos en particular, se pueden clasificar hasta en cuatro unidades distintas, cargadas de significado. Aquellos movimientos corporales basados en una sola unidad suelen ser los más comunes en su comunicación.
    Un ejemplo de este tipo, según los científicos, es el clásico chapoteo con la cola, que de acuerdo con las observaciones puede subdividirse hasta en tres unidades distintas de significado. La investigación hizo un conteo de hasta treinta movimientos subdivisibles que permiten hacer el lenguaje entre los delfines mucho más eficaz y directo.

    ResponderEliminar
  9. ANNA LENA NYSTROM5 de marzo de 2012, 6:19

    La adrenalina o epinefrina es una hormona vasoactiva secretada por las glándulas suprarrenales bajo situaciones de alerta o emergencia. Además de encontrarse naturalmente en el organismo, puede inyectarse para tratar reacciones alérgicas potencialmente mortales causadas por las mordeduras de insectos, alimentos, medicamentos, látex y causas de otro tipo.
    En mayo de 1886, William Bates, por medio de una publicación en el New York Medical Journal sacó a la luz el descubrimiento de una sustancia que era producida por las glándulas suprarrenales (también conocidas como adrenales). Pero fue nueve años después que un fisiólogo polaco, Napoleón Cybulski la identificó. En 1904, por primera vez en la historia, Friedrich Stolz sintetizó la adrenalina artificialmente.
    La adrenalina actúa principalmente sobre el músculo, el tejido adiposo y el hígado. Comienza a secretarse en cuestión de segundos, pero su punto más alto se produce al llegar al minuto de producción. Su efectividad se extiende entre uno y tres minutos y tiene la capacidad de aumentar el metabolismo normal del cuerpo hasta en un 100 por ciento.
    Ante las situaciones de riesgo, las glándulas suprarrenales secretan la adrenalina, la que relaja la musculatura de las vías respiratorias para permitir que ingrese más aire a los pulmones; estimula al corazón y lo hace latir más rápido y con más fuerza; las pupilas se dilatan para que aumente la capacidad de observar; la velocidad de la respiración aumenta y el sistema digestivo se retarda de manera que entra más sangre a los músculos, los cuales se tensionan y aumenta la presión arterial.
    ¿Por que hay que liberar esta adrenalina?
    Hay personas que realmente sienten la necesidad de descargar dosis extras de adrenalina practicando deportes de riesgo, conduciendo el automóvil a gran velocidad, buscando pelea, subiendo a atracciones como la montaña rusa, viendo películas de mucho miedo, etc.
    Una de las explicaciones es que la liberación de adrenalina produce un estado (momentáneo) de euforia, de máxima energía y de capacidad de acción. Después la persona siente una agradable sensación de relax gracias a la liberación de endorfinas.
    La vida sedentaria de las ciudades y el estrés cotidiano hacen que la liberación de adrenalina (muy continua) sea de baja intensidad y necesiten estímulos cada vez más fuertes para sentirse "vivos".

    Muchas veces se busca la descarga o liberación de adrenalina ya que luego hay una descarga de endorfinas (sustancias que nos producen bienestar) Podemos conseguir lo mismo con actividades que también nos den satisfacción (reunirnos con amigos, bailar, hobbies o aficiones, deporte no competitivo, etc.)
    Comer repartido en cuatro o cinco veces (dieta muy variada) también ayuda a que no hagamos bajones de glucosa o hipoglucemias y mejores nuestra resistencia al estrés.

    ResponderEliminar
  10. La clásica agujeta que aparece tras la práctica deportiva es una rotura de fibras musculares en su mínima expresión. Este dolor se debe a dos razones: porque la fibra muscular es débil y no es capaz de sostener el nivel de ejercicio, o bien porque se realiza un trabajo muscular cuando se está desentrenado y la fibra no es capaz de aguantarlo.
    El dolor que caracteriza a las agujetas es producido por la rotura celular: los elementos citoplásmicos se vierten al exterior, estos tienen una serie de iones de calcio y de potasio que son elementos irritantes y muy dolorosos, lo que pone en marcha un mecanismo de inflamación, que llega a su punto máximo entre las 24 y las 48 horas.
    Las zonas más afectadas por este dolor son las uniones musculares y los tendones cerca de las articulaciones, esto se debe a que la zona musculotendinosa es donde existen más fibras musculares débiles y más tensión. Las agujetas acaban con las fibras débiles, y las que consiguen aguantar la presión se van volviendo más fuertes.
    Cuando un deportista baja su nivel de entrenamiento, muchas fibras musculares se atrofian, cuando comienza el entrenamiento las partes más débiles se rompen, se hace una selección de las mejores, como tenemos millones de fibras en cada músculo no hay problema.
    Las agujetas son parte de un proceso de adaptación, lo único que se puede hacer para evitarlas es hacer ejercicio progresivo.
    El frío es una manera de bajar la inflamación , pero no sólo de las agujetas sino de cualquier área lesionada o que se ha sobretrabajado, a veces basta con echar agua fría, o bien sumergir la articulación o la zona debilitada en un barreño con agua y algo de hielo.
    Si ya se padecen las agujetas, el único modo de quitarlas es hacer los mismos ejercicios que las produjeron pero con una carga menor.
    El nombre de las agujetas proviene de que se produce una cristalización del ácido láctico del músculo que ha trabajado, estos cristales se clavarían en el músculo como agujas al moverlo, la práctica de ejercicio disminuye el dolor, lo que hacía pensar que el calor diluía el lactato, esta teoría es falsa ya que el ácido láctico no se cristaliza a temperatura corporal ni a 5 grados bajo cero.
    Para la recuperación de las agujetas lo mejor es una buena alimentación antes de realizar el ejercicio.

    ResponderEliminar
  11. El tabaco proviene de la planta Nicotiana Tabacum.
    A pesar de que cientos de sustancias han sido identificadas en el tabaco, la nicotina es la más importante. Aun no se sabe exactamente como produce sus efectos físicos.

    Cuando fumas un cigarrillo te sientes a gusto, calmado y relajado, y te puedes concentrar mejor.
    La nicotina produce estos efectos imitando la acción del neurotransmisor acetilcolina en el cerebro. Esto interfiere con el funcionamiento normal del cerebro.
    La acetilcolina es el neurotransmisor que comunica las neuronas y los músculos entre ellos.
    Es segregada por la médula espinal y el tronco cerebral, y pone en marcha los músculos.
    La acetilcolina también juega un papel importante en el ritmo cardiaco, la respiración, el funcionamiento del bazo y la dilatación de las pupilas (funciones autónomas del sistema nervioso).
    La acetilcolina estimula otras neuronas en el cerebro, como la de la dopamina, para liberar sus neurotransmisores.
    La nicotina tiene efectos en todos estos procesos.
    La acetilcolina es almacenada en sacas membranosas conocidas como vesículas sinápticas, situadas en el extremo del axón.
    Cuando una señal eléctrica llega este lugar, las vesículas se fusionan con la pared de la neurona.
    Esto libera acetilcolina en el espacio (sinapsis) entre el axón y las dendritas de otra célula
    La acetilcolina se mueve ahora a través de la sinapsis hacia la neurona contigua.
    Las dendritas de esta neurona contienen receptores a los cuáles se puede adherir la dopamina o la adrenalina.
    El acto de adhesión transmite el mensaje más allá.
    Una vez el mensaje ha sido transmitido, la acetilcolina se separa del receptor.
    Las células que la rodean liberan entonces en el espacio sináptico una enzima llamada acetilcolinesterasa.
    Esta enzima desactiva la acetilcolina separando la colina del ácido acético.
    La colina es reabsorbida en el axón con la ayuda de las proteínas de reabsorción, donde es reciclada.
    La nicotina imita a la acetilcolina. Se adhiere a los receptores designados para la acetilcolina. Esto hace que se emitan nuevas señales.
    Se podría decir que asume el trabajo de la acetilcolina.
    La nicotina, sin embargo, permanece en el espacio sináptico mucho más tiempo que la acetilcolina, porque la acetilcolinesterasa no la metaboliza.
    Por lo tanto, transmite muchas más señales a la neurona de lo que lo hubiera hecho la acetilcolina. Esto te da una sensación de placer y euforia, debido a que la nicotina
    estimula los receptores de acetilcolina en las neuronas de
    dopamina, detonando la liberación de dopamina en el sistema de retribución cerebral.
    Esto te hace querer experimentar las sensaciones de placer una y otra vez y rápidamente te vuelves adicto a la
    nicotina.

    ResponderEliminar
  12. cuanto tarda una neurona hasta volver al estado de reposo despues de la despolarizacion

    ResponderEliminar
  13. Investigadores de varios institutos aseguran que los machos emiten a coro y se copian entre sí unas serenatas ultrasónicas para atraer a las hembras.
    Los ratones macho son capaces de emitir unos chirridos y llamadas ultrasónicas muy parecidas a los gorjeos de los pájaros. Estas melodías son utilizadas por los roedores para atraer y seducir a las hembras, como si se tratara de serenatas amorosas. Durante mucho tiempo, se ha creído que esta habilidad era algo innato en estos animales, ya que no se les consideraba capaces de aprender vocalizaciones, algo que parecía exclusivo de unas pocas especies, entre las que se encuentran seres humanos, loros, aves canoras y colibríes. Sin embargo, una nueva y controvertida investigación realizada por neurobiólogos de la universidad de Duke dice todo lo contrario. Están convencidos de que los ratones no solo pueden cantar, sino que aprenden nuevas melodías e imitan a otros. Además, tienen ciertos rasgos cerebrales similares a los nuestros y a los de los pájaros cantores que pueden utilizar para cambiar sus sonidos.
    Los investigadores probaban la capacidad de aprendizaje vocal de los ratones machos como parte de un proyecto más amplio para estudiar la evolución del habla en humanos. En realidad, esperaban que los experimentos fracasaran, ya que, si tenían éxito, sus resultados contradecían la hipótesis aceptada durante décadas de que los ratones no eran capaces de aprender vocalizaciones.
    En el estudio, los científicos utilizaron por primera vez marcadores genéticos que iluminaban las neuronas en la corteza cerebral de los ratones mientras cantaban. Cuando estas neuronas eran dañadas, los ratones desafinaban y no eran capaces de repetir sus canciones regularmente, lo que también sucedió cuando los ratones se volvieron sordos. Además, encontraron que los rasgos cerebrales responsables de la vocalización de los ratones son muy similares a los de los humanos.
    Los investigadores descubrieron que cuando dos ratones macho eran colocados en la misma jaula con una hembra, el tono de los machos comenzaba a converger después de siete a ocho semanas. El experimento fue probado en más de 14 ratones y se repitió dos veces para confirmar el resultado.
    La investigación ha levantado algunas voces críticas que no la consideran del todo convincentes. Los neurobiólogos de Duke reconocen que hacen falta más estudios para conocer hasta dónde llega el aprendizaje de los ratones. «Si no estamos equivocados, estos resultados supondrán una gran ayuda para los científicos que estudian enfermedades como el autismo y los trastornos de ansiedad», dijo Erich Jarvis, responsable de la investigación. Kurt Hammerschmidt, experto en comunicación vocal en el Centro Alemán de Primates, que no participó en el estudio, cree que si los ratones pueden aprender vocalizaciones podrían convertirse en un buen modelo para estudiar la base genética de la evolución del lenguaje.


    ResponderEliminar
  14. Las cosquillas son reacciones nerviosas que experimentamos ante roces de una persona u objeto en diferentes partes de nuestro cuerpo. Las axilas son las zonas más sensibles a las cosquillas, seguidas por la cintura, las costillas, los pies y las rodillas, en orden decreciente.
    Cuando las experimentamos no podemos evitar la risa, incluso podemos padecer incontrolables ataques de risa, por lo que no son pocos los que huyen cuando se acercan a ellos con la clara intención de hacerles cosquillas.
    Pero, ¿por qué se reacciona con un acto reflejo de risa cuando nos hacen cosquillas? ¿Y por qué en ocasiones nos causan mucha risa y en otras apenas nada? ¿Y por qué no se puede hacer cosquillas uno a sí mismo? Bueno, poder se puede, pero no nos hacemos gracia, no nos causan ninguna risa.


    Las cosquillas no son un comportamiento exclusivo del hombre, pues son bastante comunes en otros mamíferos. Aunque en los primates provocan una reacción más fuerte. Ello supone que su origen es anterior al del hombre, y las peculiaridades en el mismo no se deberían al origen del mecanismo, sino a adaptaciones posteriores.



    En ausencia de lenguaje, los miembros de un grupo, tribu o clan familiar, se comunicaban por medio de gritos, llantos y de la risa, que significaba la ausencia de peligro. Cuando un miembro del grupo era rozado por alguien o algo podía avisar al resto de sus congéneres por medio de la risa de que no sufría daño alguno. Nótese al respecto que cuanto más sensible es la región del cuerpo afectada, cuanto mayor sea la amenaza de un contacto hostil, más incontrolable es la risa.
    Por ello las cosquillas operan como un mecanismo que afianza los vínculos familiares y sociales. Es una muestra de confianza, por lo que un niño se reirá descontroladamente si sus padres le hacen cosquillas, porque entiende que es un proceso inofensivo. Pero si las cosquillas las hace un extraño con una actitud que no satisface al niño —o incluso al bebé— éste se sentirá inseguro y no emitirá con su risa ningún mensaje de falta de alarma. Incluso puede reforzar esa señal de peligro con el llanto.
    En cuanto a por qué no nos vamos a reír con nuestro propio roce, ya debería estar claro a estas alturas: no se crea ningún peligro cuando uno se toca a sí mismo.
    Nota sabionda: Conforme nos vamos haciendo mayores tenemos menos cosquillas, pues reaccionamos de una manera más tranquila frente a las personas que nos rodean.
    Nota sabionda: Además de la cohesión social, las cosquillas tienen otros usos entre los que se encuentra el castigo y la tortura. Aunque producen risa y pueden ser placenteras en un principio se convierten en un incordio después de un largo período de tiempo. Por ello se impusieron penas de cosquillas en la antigua Roma, China y en la Europa medieval.

    ResponderEliminar
  15. Bostezar es un acto cotidiano, aparentemente insignificante y trivial. Todos bostezamos y lo hacemos cada día. Sin embargo, no sabemos por qué sucede ni cuál es su significado funcional.
    Bostezar es un comportamiento innato, que no requiere de aprendizaje previo. Se describe como un acto motor en ocasiones repetitivo caracterizado por la apertura de la boca, la contracción de varios grupos de músculos de la cara, y una inspiración profunda, seguida de una expiración corta. También es propio del bostezo, la dilatación de la faringe, así como la depresión de la lengua y la mandíbula.

    ¿Para qué sirve bostezar?
    No existe aún una explicación con respecto al motivo de nuestros bostezos. El hecho de que bostecen grupos de animales tan diversos, nos hace entender que se trata de un comportamiento ancestral, aparecido ya en un antepasado común hace millones de años y conservado evolutivamente.
    El bostezo se ha considerado como un signo mímico que expresa aburrimiento, fatiga… y que generalmente precede al sueño, aunque también se presenta al despertar y nos ayuda a desperezarnos.
    Una hipótesis muy extendida es la que propone que bostezamos para tomar aire profundamente, por una falta de oxígeno o un exceso de dióxido de carbono en nuestro cuerpo. Sin embargo, se ha comprobado experimentalmente que esto no es así: si a una persona le damos a respirar oxígeno puro, el número de bostezos no disminuye; y si le damos aire enriquecido en CO2, tampoco aumenta.
    Desde el punto de vista psicológico, algunos científicos consideran al bostezo como una especie de mecanismo modulador de la ansiedad. Otros, opinan que el bostezo es un vestigio evolutivo, cuyo significado original podría haber sido intervenir en la conducta del despertar, en los momentos que la atención disminuía bajo condiciones de peligro. Otros expertos señalan que en algunas especies de primates el bostezo es un signo de dominio.
    Hasta la fecha se han realizado numerosos estudios fisiológicos para tratar de entender este fenómeno, que aunque parezca insignificante, puede ayudarnos a entender complejos mecanismos del sistema nervioso central. Entre estos estudios, se ha comprobado el efecto de algunas hormonas sobre el desencadenamiento de los bostezo como la testosterona.

    El bostezo es un claro signo de aburrimiento y somnolencia. Es obvio que los que se van a dormir o que se aburren bostezan más que los que están despiertos y ocupados en actividades interesantes.
    No sólo nos sirve para detectar que alguien se aburre. También es un síntoma importante de patologías psíquicas y nerviosas. Puede indicarnos que una persona está sufriendo una hemorragia o un síndrome de abstinencia por consumo de drogas. Algunos psiquiatras han notado que en los esquizofrénicos la ausencia de bostezos puede ser un indicador de empeoramiento de la enfermedad.
    En 1942 el científico Moore incluyó el bostezo como uno de los primeros reflejos observables en los recién nacidos. Sorprendentemente, ya bostezamos antes de nacer: los primeros bostezos ocurren al final del primer trimestre del desarrollo del feto.
    Es contagioso… No sabemos porqué, pero el hecho es que cuando vemos a otra persona que bosteza, oímos un bostezo o incluso cuando se habla del bostezo, bostezamos. No es un gesto consciente ni racional. Cuando bostezamos como respuesta a otro bostezo no estamos eligiendo hacerlo, simplemente sucede. Este fenómeno constituye una forma primitiva de nuestro comportamiento, un comportamiento social preprogramado muy antiguo que atestigua nuestra naturaleza animal.

    ResponderEliminar
  16. ¿Por qué no reconocemos nuestra voz en una grabación?


    A todos no ha pasado no reconocer nuestra voz en una grabación. Y no es por mal calidad del aparato, es porque nosotros oímos nuestra voz diferente a cómo lo hacen los demás. Oímos nuestra voz distorsionada, modificada.

    Para comprender por qué sucede esto, es necesario tener en cuenta cómo se produce la audición.


    Las ondas sonoras se desplazan por el aire hasta llegar a nuestro pabellón auricular, que las recoge y las conduce hacia el interior del oído. Una vez en el canal auditivo, las ondas siguen viajando hasta chocar con el tímpano, al que transmiten su vibración. Los movimientos de esta membrana se transmiten al oído medio a través del movimiento de los huesos del oído medio (martillo, yunque, lenticular y estribo) hasta la cóclea o caracol, donde la vibración se convierte en impulso nervioso que es conducido por el nervio auditivo hasta el cerebro, que interpreta la señal.

    Pues bien, cuando nosotros hablamos el sonido nos llega por el mismo camino que el resto de ondas sonoras, pero en esa ocasión también nos llega por otro camino: a través de nuestro cuerpo.

    El sonido también viaja directamente desde las cuerdas vocales y la estructura ósea de nuestro cráneo hasta la cóclea, reforzándose así las vibraciones de baja frecuencia, los tonos más graves.

    La voz que oímos cuando hablamos es la combinación del sonido recibido por ambas vías. Por eso, cuando escuchamos una grabación de nuestra propia voz y no oímos esa segunda señal, no reconocemos nuestra voz. Al faltar el refuerzo interno u óseo, oímos una voz más aguda que no nos resulta familiar.

    Podemos experimentar el efecto inverso taponándonos los oídos. Solamente oiremos las vibraciones conducidas por los huesos y nuestra voz nos sonará mucho más grave.

    ResponderEliminar
  17. GUILLERMO DEL VALLE2 de enero de 2013, 1:10

    ¿Por qué reímos?
    Ya sea una risa discreta o un ataque de carcajadas imparable que nos hace saltar las lágrimas, la risa siempre nos hace sentir bien.
    Cuando nos reímos ponemos en marcha hasta 400 músculos, aumenta nuestro ritmo cardiaco y generamos endorfinas, hormonas opiáceas que nos sirven de analgésico natural contra el dolor y la depresión.
    Según estudios científicos, nos reímos de cosas absurdas y que nos parecen inofensivas para nuestro cuerpo y emociones, lo que nos satisface y brinda seguridad al mismo tiempo.
    La risa nos sale de forma involuntaria porque la situación es nueva para nuestro cerebro, y al no entrar en nuestra lógica ese proceso colapsa y responde automáticamente soltando el oxígeno de nuestros pulmones y sistema nervioso, dando espacio para renovar el aire y dejar dentro nuestro ese estado renovado o aliviado. Al exhalar oxígeno "renovado" nuevamente nuestro cerebro procesa la situación (Chiste, broma, etc.) y al encontrar mas respuestas lógicas queda guardada esa "configuración" para que así la próxima vez no se repita. Por eso ese buen chiste ya no es tan gracioso como la primera vez .
    ¿Por qué nos reímos, qué es todo ese cúmulo de espasmos, sonidos y muecas? La risa es un comportamiento instintivo que no requiere aprendizaje.
    Está regida por el sistema límbico, parte de nuestro cerebro que controla conductas relacionadas con las emociones, como el miedo, la huida o el llanto. En el vientre materno ya sonreímos y nacemos sabiendo reír.
    Cuando nos reímos ponemos en marcha hasta 400 músculos
    Los bebés empiezan a hacerlo en su plenitud a los tres meses. Expresa el bienestar, la comodidad y seguridad que siente con su cuidador.
    Entre los adultos tiene una amplia variedad de funciones, pero siempre referidas a la comunicación entre miembros de un grupo.
    Por eso, cuando nos hacemos cosquillas a nosotros mismos, no nos reímos. La risa sirve para transmitir emociones positivas, aporta vigor a una situación y la enfatiza, disminuye la tensión en un grupo y ayuda a cohesionarlo.
    Con ella mostramos aprobación, coqueteamos, comunicamos a otro individuo que no somos peligrosos y a veces reímos de puro nerviosismo.
    Otros primates se ríen e incluso las ratas tienen una especie de risa primitiva parecida a gorjeos que emiten cuando están jugando entre ellas. La risa de los chimpancés y los orangutanes es más parecida a la nuestra, pero aún así distinta.
    “La risa es literalmente el sonido ritualizado de la respiración agitada que se produce cuando jugamos”, explica Provine.
    Humor y risa no son lo mismo; 'pillar un chiste' no implica reírse
    La risa humana es parecida al habla. Según explica Provine “la hacemos cortando la exhalación. Los chimpancés no pueden controlar la respiración como nosotros, no pueden vocalizar”.
    Por otra parte, “humor y risa no son lo mismo. Humor es el nombre que le hemos puesto a una forma de juego menos física y más lingüística y cognitiva”, puntualiza.
    De esta forma, ‘pillar un chiste’ no implica reírse. Aunque generalmente una cosa desemboca en la otra. Nuestro cerebro puede reírse sin que nuestro cuerpo lo exprese.

    ResponderEliminar
  18. ¿Por qué crujen los nudillos al presionarlos?


    Al presionar sobre los nudillos de un puño cerrado o al entralazar los dedos y estirar las palmas de la mano, las articulaciones crujen con un característico y algo desagradable sonido.
    ¿Pero qué es exactamente lo que suena?

    Veamos primero algo acerca de las articulaciones. Las que más fácilmente crujen son las que consisten en dos huesos unidos entre sí por superficies cartilaginosas, envueltas por una cápsula de fluido sinovial.
    Se trata de una sustancia lubricante, que también sirve como fuente de nutrientes para las células cartilaginosas, y que contiene gases (oxígeno, nitrógeno y dióxido de carbono) disueltos.
    Al crujir los dedos de las manos, se estira la cápsula de unión, pero el fluido no puede dilatarse a menos que la presión en el interior de la cápsula descienda. Entonces los gases disueltos pueden escapar del fluido sinovial, incrementando el volumen y la movilidad de la articulación.
    Cuando la articulación recupera su posición, las burbujas de gases estallan produciendo el crujido. Pero no es la única causa, los tendones y ligamentos también juegan su papel.
    Los tendones deben extenderse sobre la articulación para permitir el movimiento, así que también suenan cuando el tendón recupera su posición original.

    ResponderEliminar
  19. Al dormir se inician unos procesos químicos por los que nuestro cerebro se entrega a una actividad que en algunos momentos es comparable a la de la vigilia. Mientras dormimos las redes neuronales atraviesan cinco etapas diferentes que se repiten entre tres y cinco veces a lo largo de la noche. Las cuatro primeras coinciden con la idea intuitiva que se puede tener del descanso: la frecuencia cardiaca y el ritmo respiratorio descienden y las ondas cerebrales se hacen más lentas. En cambio la quinta, la fase de sueño paradójico o REM (rapid eye movement) es mucho más activa y se caracteriza por un movimiento ocular rápido bajo los párpados, un aumento de los ritmos cardiaco y respiratorio y un incremento notable de la actividad cerebral. Durante esta fase se da la curiosa circunstancia de que los músculos del sistema motor se “desconectan” al bloquearse los impulsos motores. De lo contrario la persona escenificaría sus sueños con movimientos corporales. Es en este periodo, principalmente, cuando se lleva a cabo el proceso de las ensoñaciones.
    Como el cerebro es un órgano muy complejo sobre el que apenas llevamos un siglo de estudio, no se conoce el porqué de los sueños, aunque las más modernas teorías de la neurología del sueño apuntan a que éste tiene un importante papel en las funciones cognitivas más complejas, como la resolución de problemas, la memoria y el aprendizaje y que lejos de corresponder a actividades mentales aleatorias, se llevan a cabo procesos que mezclan recuerdos, percepciones sensoriales y emociones, de tal manera que lo que se persigue es la comprensión o asimilación de aquello que nos ocurre durante el día.
    Sea como fuere, el cerebro forma imágenes con el flujo de información que recibe del incremento de actividad en la fase REM y les intenta dar un significado coherente. Para ello las une en una especie de secuencia a la que llamamos sueño.
    Ahora bien, puede ocurrir que el sueño no sea agradable, es decir, que cause desasosiego e incluso temor. Entonces este sueño perturbador recibe el nombre de pesadilla.
    Las situaciones estresantes que se producen durante el día pueden convertir los sueños en pesadillas, buscando con ellas el cerebro una forma de liberar las tensiones diarias. Por ello los niños —sumidos en un continuo proceso de aprendizaje y adaptación— son tan proclives a padecerlas.
    Tener pesadillas es algo normal, pero un aumento reseñable en su frecuencia puede ser una señal de alarma de que algo no va como debiera, que nuestro cerebro se enfrenta, a nivel inconsciente, a una situación o problema que crea una tensión emocional de la que no puede librarse. Relaciones tormentosas, traumas psicológicos, drogas y problemas psiquiátricos suelen ser causa de pesadillas frecuentes y recurrentes. Aunque a veces son simples reflejos de una situación delicada a la que no queremos enfrentarnos y que, al evitarla, nos crea tensiones emocionales. En este caso, nada mejor que enfrentarse a ella y resolverla en uno u otro sentido para que las pesadillas desaparezcan.

    Cada 90 minutos aproximadamente, el cerebro alterna entre el sueño no REM y el sueño REM. En cada ciclo la duración de la fase REM aumenta, por lo que el periodo más largo ocurre por la mañana. Por ello es más fácil recordar esos sueños o pesadillas si uno se despierta en ese momento.




    ResponderEliminar
  20. En realidad el título debería decir “duermen”, así, entre comillas. Porque no se duermen, aunque se exprese así habitualmente esa situación en la que las piernas o los brazos no nos responden o lo hacen muy lentamente por estar agarrotados.
    Es una situación extraña —pero no infrecuente— que a veces ocurre al despertarnos por la mañana y notar que alguno de nuestros miembros continúa adormecido. Luego, unos pequeños pinchazos, una sensación de hormigueo, nos avisa de que el miembro entumecido estará listo en breve para obedecer nuestras órdenes.
    Pero… ¿por qué ocurre esto?

    Para entenderlo debemos saber que los nervios de nuestro cuerpo son los responsables de los movimientos que hacemos y las sensaciones que sentimos. Por nuestro sistema nervioso circulan multitud de mensajes desde y hacia el cerebro.
    Por ejemplo, si deseamos mover un brazo o una pierna, nuestro cerebro envía la correspondiente orden que, a través de la espina dorsal y los nervios del miembro correspondiente, pone en funcionamiento el músculo.


    Entonces, si hemos dormido con algún miembro aplastado bajo el peso del cuerpo o hemos estado estirados descansando con un codo o una rodilla doblados durante un tiempo prolongado, puede darse la situación de que los nervios de ese miembro queden temporalmente afectados por la presión —al no recibir suficiente irrigación sanguínea— y no funcionen correctamente durante unos instantes.
    Los mensajes no pueden transitar con normalidad por esos nervios y por ello el miembro no responde como debería.
    Conforme el entumecimiento va desapareciendo —al desaparecer la compresión y reestablecerse la circulación sanguínea—, los nervios se estiran hasta recuperar su forma original y vuelven a estar operativos.

    ResponderEliminar
  21. La biomecánica es una área de conocimiento interdisciplinaria que estudia los modelos, fenómenos y leyes que sean relevantes en el movimiento (incluyendo el estático) de los seres vivos. Tiene por objeto el estudio de las estructuras de carácter mecánico que existen en los seres vivos, fundamentalmente del cuerpo humano. Este área de conocimiento se apoya en diversas ciencias biomédicas, utilizando los conocimientos de la mecánica, la ingeniería, la anatomía, la fisiología y otras disciplinas, para estudiar el comportamiento del cuerpo humano y resolver los problemas derivados de las diversas condiciones a las que puede verse sometido.http://es.wikipedia.org/wiki/Biomec%C3%A1nica - cite_note-1
    La biomecánica está íntimamente ligada a la biónica y usa algunos de sus principios, ha tenido un gran desarrollo en relación con las aplicaciones de la ingeniería a la medicina, la bioquímica y el medio ambiente, tanto a través de modelos matemáticos para el conocimiento de los sistemas biológicos como en lo que respecta a la realización de partes u órganos del cuerpo humano y también en la utilización de nuevos métodos diagnósticos.
    Una gran variedad de aplicaciones incorporadas a la práctica médica; desde la clásica pata de palo, a las sofisticadas ortopédias con mando mioeléctrico y de las válvulas cardiacas a los modernos marcapasos existe toda una tradición e implantación de prótesis. Hoy en día es posible aplicar con éxito, en los procesos que intervienen en la regulación de los sistemas modelos matemáticos que permiten simular fenómenos muy complejos en potentes ordenadores, con el control de un gran número de parámetros o con la repetición de su comportamiento.

    Las posibilidades que la Biomecánica ofrece al plantear y resolver problemas relacionados con la mejora de nuestra salud y calidad de vida la han consolidado como un campo de conocimientos en continua expansión, capaz de aportar soluciones científicas y tecnológicas muy beneficiosas para nuestro entorno más inmediato.
    La proyección industrial de la Biomecánica ha alcanzado a diversos sectores, sirviendo de base para la concepción y adaptación de numerosos productos: técnicas de diagnóstico, implantes e instrumental quirúrgico, prótesis, ayudas técnicas a personas con discapacidad, sistemas de evaluación de nuestras actividades, herramientas y sistemas de seguridad en automoción, entre otros muchos.

    En la actualidad, la Biomecánica se halla presente en tres ámbitos fundamentales de actuación:

    ● La biomecánica médica, encargada de evaluar las patologías que aquejan al cuerpo humano para generar soluciones capaces de evaluarlas, repararlas o paliarlas.

    ● La biomecánica deportiva, que analiza la práctica deportiva para mejorar su rendimiento, desarrollar técnicas de entrenamiento y diseñar complementos, materiales y equipamiento de altas prestaciones.

    ● La biomecánica ocupacional, cuya misión es estudiar la interacción del cuerpo humano con nuestro entorno más inmediato, y que nuestro trabajo, casa, conducción de vehículos, manejo de herramientas, etc., y adaptarlos a nuestras necesidades y capacidades. En este ámbito, la Biomecánica se relaciona con otra disciplina, como es la ergonomía.

    ResponderEliminar
  22. Aunque parezca difícil de creer, los científicos no acaban de ponerse de acuerdo sobre el tema y circulan muchas teorías al respecto.
    Una de las teorías científicas acerca del sueño es la evolutiva, que dice que para los animales diurnos —entre los que nos encontramos— el sueño tiene un valor especial para la supervivencia. Así se evitan los peligros que supone desplazarse en la oscuridad, las dificultades que supondría eludir a un depredador en ausencia de luz y el realizar las actividades normales en las temperaturas más frías de la noche.
    Si no se mantienen las horas necesarias de sueño, el organismo se deteriora tanto física como mentalmente y la privación del mismo lleva a episopdios alucinatorios, graves alteraciones físicas e inevitablemente a la muerte, de lo que se deduce una función reparadora. Y así es, recientemente los científicos han concretado esta función: nuestro sistema defensivo limita la multiplicación de los gérmenes, cura las heridas, repara desgarros musculares y elimina el cáncer incipiente y nuestro cerebro realiza procesos mentales que no se llevan a cabo en el periodo de vigilia, como por ejemplo la reordenación de recuerdos y la simulación social.
    Así pues, el sueño es un ingrediente esencial para que el sistema inmunológico funcione correctamente y no se debilite perdiendo eficacia contra las infecciones.
    Incluso existen torturas basadas en suprimir las horas del sueños y que llegan a provocar como ya hemos dicho, alucinaciones y también falta de memoria
    Dedicamos al sueño diferente número de horas según la edad. Un bebé necesita dormir 16 horas diarias, un adolescente alrededor de 9 y una persona adulta entre 7 y 8 horas. Sin embargo, hay personas adultas para la que sólo 5 horas diarias de sueño son suficientes y otras que duermen hasta 10 horas.
    No todos los animales dedican el mismo tiempo al descanso. Por ejemplo, el murciélago pardo duerme 20 horas diarias, y la jirafa solamente 2.

    Al dormir se inician unos procesos químicos por los que nuestro cerebro se entrega a una actividad que en algunos momentos es comparable a la de la vigilia. Mientras dormimos las redes neuronales atraviesan cinco etapas diferentes que se repiten entre tres y cinco veces a lo largo de la noche. Las cuatro primeras coinciden con la idea intuitiva que se puede tener del descanso: la frecuencia cardiaca y el ritmo respiratorio descienden y las ondas cerebrales se hacen más lentas. En cambio la quinta, la fase de sueño paradójico o REM (rapid eye movement) es mucho más activa y se caracteriza por un movimiento ocular rápido bajo los párpados, un aumento de los ritmos cardiaco y respiratorio y un incremento notable de la actividad cerebral. Es en este periodo, principalmente, cuando se lleva a cabo el proceso de las ensoñaciones (sueños).
    Comoquiera que el cerebro es un órgano muy complejo sobre el que apenas llevamos un siglo de estudio, no se conoce el porqué de los sueños, aunque las más modernas teorías de la neurología del sueño apuntan a que éste tiene un importante papel en las funciones cognitivas más complejas, como la resolución de problemas, la memoria y el aprendizaje y que lejos de corresponder a actividades mentales aleatorias, se llevan a cabo procesos que mezclan recuerdos, percepciones sensoriales y emociones, de tal manera que lo que se persigue es la comprensión o asimilación de aquello que nos ocurre en el periodo de vigilia.

    Durante la fase REM se da la curiosa circunstancia de que los músculos del sistema motor se “desconectan” al bloquearse los impulsos motores. De lo contrario la persona escenificaría sus sueños con movimientos corporales y si no existiera tal mecanismo, algunas noches podrían ser físicamente muy duras.
    Cada 90 minutos aproximadamente, el cerebro alterna entre el sueño no REM y el sueño REM. En cada ciclo la duración de la fase REM aumenta, por lo que el periodo más largo ocurre por la mañana. Por ello es más fácil recordar esos sueños o pesadillas si uno se despierta en ese momento.


    ResponderEliminar
  23. CURIOSIDADES SOBRE EL CEREBRO

    El cerebro es el órgano más complejo y desconocido del cuerpo humano. Es el encargado de hacer que todo el resto del cuerpo funcione de la forma correcta. Un cuerpo, se puede mantener con vida sin cerebro, pero cuando este falla no se puede decir que esa persona esté realmente viva.
    Aquí listo varios hechos fascinantes sobre el cerebro humano. Algunos conocidos por la gran mayoría y otros que muchas personas desconocen.
    1. El cerebro no siente dolor.
    Pese al hecho de que el cerebro sea el encargado de procesar las señales de dolor de otras partes del organismo, en sí mismo no puede sentir verdadero dolor. Irónicamente es el encargado de hacernos sentir el dolor del resto del cuerpo, pero no puede generarlo.
    2. El cerebro tiene grandes necesidades de oxígeno.
    El 20% de las necesidades de oxígeno y de calorías de nuestro cuerpo provienen del cerebro, pese al hecho de que el cerebro únicamente supone (de media) un 2% de la masa corporal.
    3. El 80% del cerebro es agua.
    Pese a ser relativamente sólido, el cerebro humano está compuesto en un 80% de agua. Esto intensifica la importancia de mantenerse totalmente hidratado por el bien de la mente.
    4. El cerebro se activa por la noche.
    Cuando el resto del cuerpo disminuye su actividad alcanzando mínimos durante los momentos de sueño, el cerebro aumenta su actividad siendo incluso mayor que cuando estamos despiertos. Eso sí, la actividad en vigía y sueño tiene lugar en lugares distintos del cerebro.
    5. El cerebro humano opera a 15 watios de potencia.
    Un cerebro adulto únicamente consume en un día entre 250 y 300 kcal, lo que supone una potencia de cerca de 15 watios para un cerebro de unos 1.300 – 1.400 gramos (el peso que de media tiene un cerebro humano adulto).
    6. El cerebro cambia de forma durante la pubertad.
    Durante la adolescencia, el ser humano cambia de aspecto físico, y también cambia su forma de pensar, ya que la estructura del cerebro cambia por completo. Hasta que este cambio no ha terminado, el ser humano no es capaz de asumir los riesgos de sus acciones.
    7. El cerebro puede almacenar todo.
    Técnicamente, el cerebro humano tiene la capacidad de almacenar todas las experiencias, todo lo que se ve, todo lo que se oye e incluso todo lo que se siente. El gran problema recae en si una vez almacenado, esa información puede ser recuperada. En la mayoría de casos esto no sucede, aunque la historia ya ha dado el caso de Jill Price, una mujer que no podía olvidar.
    8. La información en el cerebro viaja a distinta velocidad.
    Las neuronas en el cerebro están situadas de distintas formas, y la información viaja a través de ellas a distintas velocidades. Esta es la razón por la que en algunas ocasiones se puede acceder a algo almacenado instantáneamente, mientras que en otras ocasiones toma un poco más de tiempo.
    9. Un C.I. mayor equivale a más sueños.
    Cuanto más inteligente eres, más sueñas, pero esa no es la única curiosidad relacionada con la inteligencia y el cerebro. Un elevado cociente puede llegar a combatir las enfermedades mentales, y existen casos de personas que son literalmente más inteligentes en sueños que cuando están despiertos



    ResponderEliminar
  24. Científicos de la Universidad de Granada comprueban el "efecto Pinocho" usando termografía


    Científicos de la Universidad de Granada han comprobado experimentalmente que las mentiras afectan a la nariz, aunque no alargándola, como a Pinocho, sino provocando cambios en la temperatura de la zona. Esto ocurre en general cuando se hace un gran esfuerzo mental, o durante un ataque de ansiedad. Mediante el uso del termógrafo, han comprobado también que la excitación sexual a nivel térmico es muy similar en hombres y en mujeres.

    Cuando una persona miente, se produce un “efecto Pinocho” gracias al cual la temperatura de la punta de su nariz aumenta o disminuye, y también aumenta su temperatura corporal en la zona del músculo orbital, en la esquina interna del ojo.

    Si realizamos un gran esfuerzo mental, desciende la temperatura en nuestra nariz, y ante un ataque de ansiedad, se produce una subida general de la temperatura facial. Estas son algunas de las conclusiones de una investigación pionera sobre termografía realizada en el departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Granada, que ha descubierto nuevas aplicaciones de esta sugerente técnica.

    La termografía es una técnica basada en la detección de la temperatura de los cuerpos que se aplica a multitud de áreas como la industria, la construcción o la medicina. Las cámaras termográficas se emplean para cuestiones tan distintas como medir con exactitud la pérdida de energía de los edificios, o como indicador de enfermedades respiratorias en animales bovinos o de la rabia en mapaches.

    En el siglo XX, la termografía experimentó su mayor desarrollo tras la Segunda Guerra Mundial, con el impulso de las investigaciones militares para detectar al enemigo (visión nocturna) que llevaban a cabo en el ejército de Estados Unidos.

    Los investigadores de la UGR Emilio Gómez Milán y Elvira Salazar López han aplicado por primera vez esta técnica al ámbito de la Psicología, obteniendo resultados muy novedosos e interesantes. Así, gracias a ella es posible detectar el deseo y la excitación sexual tanto masculina como femenina, ya que se produce un aumento de la temperatura local en la zona pectoral y en la zona genital. Su trabajo ha demostrado que, a nivel fisiológico, hombres y mujeres se excitan en el mismo tiempo, aunque subjetivamente las mujeres indiquen no estarlo o estarlo menos.

    Los científicos han descubierto que, ante situaciones en las que un sujeto realiza un esfuerzo mental (enfrentarse a tareas difíciles, al ser evaluado o al mentir sobre hechos), se producen cambios térmicos faciales.

    Así, cuando mentimos sobre nuestros sentimientos, estos cambios térmicos se producen en la nariz, y se activa en el cerebro una estructura denominada “ínsula” que forma parte del sistema de recompensa cerebral si hay sentimientos reales (llamados “cualias”, pero no se activa cuando no los hay.

    “La ínsula interviene en la detección y regulación de la temperatura corporal, de manera que hay una gran correlación negativa entre la actividad de esta estructura y la magnitud del cambio térmico: a más actividad de la ínsula (a mayor sentimiento visceral), menor cambio térmico se produce, y viceversa”, destacan los investigadores en la nota de prensa de la Universidad.

    ResponderEliminar
  25. Los búhos son famosos por poder dar vuelta su cabeza, y mirar directo a lo que tienen a su espalda. La mayoría de las especies de búhos pueden girar su cuello de 135 a 180 grados hacia la derecha y a la izquierda. Pero, ¿cómo lo hacen? ¿Cómo hace el búho para girar la cabeza de ese modo?
    Es un mito que pueda dar vueltas su cabeza sin tope, o que pueda tener su rostro completamente hacia atrás, sólo tienen una amplitud de giro mayor que cualquier otro animal.
    Los ojos de los búhos son muy grandes para el tamaño de sus cuerpos, y tienen forma de tubo en vez de bola como los nuestros. Entonces no se mueven dentro de sus órbitas, sino que para ver hacia otros lados deben girar el cuello, por tanta flexibilidad es una gran ventaja.
    Esa visión es binocular, excelente para ver de lejos, aunque muy mala para ver de muy cerca. Pero algo excepcional en sus ojos es que pueden cambiar de foco muy rápido, e incluso enfocar dos objetos a la vez, uno lejos y otro cerca.
    La flexibilidad del cuello les permite aprovechar esa visión al máximo. A pesar de ser corto, el cuello del búho tiene 14 vértebras, siete más que la mayoría de las aves y que nosotros. Estas vértebras extra le permiten girar la cabeza como una antena de radar. Pueden girar hacia derecha o izquierda hasta unos 180 grados, lo que hace parecer que giran su cabeza sin control.
    Pero no sólo puede girarla tanto hacia los lados, sino que esa flexibilidad le permite mirar hacia abajo totalmente, y también hacia arriba, al grado de que la coronilla le toca los hombros.
    Tanto movimiento libre no sólo se debe a la mayor cantidad de vértebras, sino también a la forma de estas. Los lados de las vértebras en los cuales se articulan son cóncavos en un sentido y convexos en el otro (como una silla de montar de las tradicionales inglesas), eso también permite que la movilidad entre una vértebra y la siguiente sea mayor.
    Pero eso no es todo, para lograr semejante proeza, el búho, como todas las aves y reptiles, tienen un sólo cóndilo occipital, esto es el punto de articulación entre el cráneo y la primera vértebra. Nosotros tenemos dos cóndilos occipitales, el tener sólo uno, les posibilita un mayor movimiento a las aves, más libre.
    Aunque en el caso de los búhos, se da un detalle extra: las venas yugulares, que se encargan de drenar la sangre de la cabeza, están unidas entre sí con vasos sanguíneos que aseguran que la circulación sanguínea no se corte, a pesar de que el cuello gire alocadamente.
    http://www.youtube.com/watch?v=8TL8pSFd-hQ&feature=player_embedded

    ResponderEliminar
  26. El azar hace que tu cerebro sea único.

    ¿Qué hace que, a nivel cerebral, no existan dos personas exactamente iguales? Una investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) sugiere que las colisiones al azar entre las neuronas durante el desarrollo del cerebro crean patrones ordenados cuando no existen señales que guíen su destino. Este hallazgo podría ayudar a explicar las diferencias individuales en la organización cerebral en miembros de una misma especie. El estudio ha sido publicado en la revista Neuron.

    Experimentos llevados a cabo por el grupo que dirige el investigador del CSIC Óscar Marín, del Instituto de Neurociencias, demuestran que el movimiento de las células de Cajal-Retzius, un tipo de neuronas que se generan muy temprano en el cerebro embrionario y que juegan un papel clave en el desarrollo de la corteza cerebral -una de las regiones más complejas del cerebro de los mamíferos-, no está dirigido por señales guía que les indiquen su punto de destino, que define entre otras cosas la función que desempeñan. Los investigadores han descubierto que es el contacto al azar y la posterior repulsión entre las neuronas que entran en contacto entre sí lo que determina su distribución en la superficie de la corteza cerebral. “Hemos demostrado que el azar interviene en el desarrollo del cerebro”, explica Marín.

    La colocación de las células de Cajal-Retzius parece ser fundamental para que las neuronas de la corteza cerebral se distribuyan en matrices ordenadas que forman capas horizontales y columnas verticales. Esta organización es clave para que las áreas funcionales de la corteza cerebral, que son poblaciones de neuronas especializadas en procesar información de determinada modalidad sensorial (como la vista o el tacto) o motora, puedan interpretarla de forma eficaz.

    Verona Villar-Cerviño, coautora del trabajo, expone que, si bien antes se pensaba que la variabilidad era solamente genética, los nuevos estudios revelan que, “otra forma de explicar las diferencias en la agudeza sensorial y capacidad motora de individuos de una misma especie podrían ser estos choques producidos al azar entre células al viajar hacia su destino”. “Puesto que estas neuronas corticales son las que definen posteriormente las diferentes habilidades de cada tipo de corteza (visual, motora, etc.), es muy probable que la variabilidad que emerge durante el desarrollo tenga mucho que ver con las diferencias entre unas personas y otras", concluye Marín.

    ResponderEliminar
  27. Todos los seres vivos, desde los más diminutos organismos unicelulares, hasta las gigantes y longevas sequoias americanas, cuentan con un reloj interno. Los denominados ritmos circadianos están sincronizados con los cambios periódicos de nuestro entorno, como el día-noche o las estaciones del año.

    Los ritmos circadianos o ritmos biológicos son oscilaciones de las variables biológicas en intervalos regulares de tiempo. Todos los animales, las plantas y probablemente todos los organismos muestran algún tipo de variación rítmica fisiológica (tasa metabólica, producción de calor, floración, etc.) que suele estar asociada con un cambio ambiental rítmico. En todos los organismos eucariotas así como muchos procariotas se han documentado diferentes ritmos con períodos que van desde fracciones de segundo hasta años. Si bien son modificables por señales exógenas, estos ritmos persisten en condiciones de laboratorio, aún sin estímulos externos.

    Los ritmos biológicos se han clasificado de acuerdo a su frecuencia y a su periodo, son endógenos y establecen una relación de fase estable con estos ciclos externos alargando o acortando su valor de periodo e igualando este al del ciclo ambiental. Poseen las siguientes características:
    ● Son endógenos, y persisten sin la presencia de claves temporales.
    ● En condiciones constantes se presenta una oscilación espontánea con un periodo cercano a las 24 horas.
    ● La longitud del periodo en oscilación espontánea se modifica ligeramente o prácticamente nada al variar la temperatura, es decir, poseen mecanismos de compensación de temperatura.
    ● Son susceptibles de sincronizar a los ritmos ambientales que posean un valor de periodo aproximado de 24 horas, como los ciclos de luz y de temperatura.
    ● El ritmo se desorganiza bajo ciertas condiciones ambientales como luz brillante.
    ● En oscilación libre o espontánea, generalmente el período para especies diurnas es mayor de 24 horas y para especies nocturnas el período es menor a las 24 horas (Ley de Aschoff).

    Bajo estos ritmos circadianos pueden subyacer múltiples variables biológicas, fisiológicas o comportamentales, que se caracterizan por su periodo, amplitud y fase. Mientras que los ritmos circadianos se definen por un periodo constante de 24 horas aproximadamente, su amplitud y su fase pueden diferir. Los ritmos circadianos no suponen una reacción a los cambios ambientales. Se generan automáticamente y se rigen por la influencia del reloj biológico, el sistema de regulación temporal o “reloj interno” del cuerpo, que se encuentra localizado en el núcleo supraquiasmático (NSQ), un conjunto de miles de neuronas localizadas en el hipotálamo anterior.

    El “reloj interno” actúa en las vías neurales y endocrinas para regular la temporalización de la mayoría de, si no todos, los ritmos circadianos. Lo que resulta en un estado interno que varía de manera predecible a lo largo del día. Están controlados por el reloj biológico y calibrados por señales ambientales que tienen también un periodo de 24 horas, como el ciclo de luz-oscuridad. Estos factores periódicos se llaman sincronizadores, zeitgebers o agentes inductores.

    Entre estos sincronizadores, la luz desempeña un papel fundamental en la sincronización del reloj biológico, y por lo tanto, ejerce una influencia reguladora sobre los ritmos circadianos.

    Pequeños roedores como las ardillas voladoras, los lirones o mamíferos como la comadreja al cazar de noche evitan el acecho de muchos depredadores diurnos. Por el día permanecen escondidos y por la noche es cuando buscan alimento. Los ritmos circadianos ayudan a los animales a organizar su conducta. Además optimiza la adaptación al ecosistema, durante el día hay unos animales cazando, mientras que por la noche hay otros.

    Factores que pueden alterar nuestro reloj biológico

    - Trabajos por turnos
    - Medicamentos
    - Cambio de zona horaria (jet lag)
    - Embarazo
    - Alcohol y otras sustancias

    ResponderEliminar